Autor: Susana Vidal
Tiempo de preparado15 minTiempo de cocinado15 minTiempo total30 min

A l@s que nunca habéis probado una tortilla vegana os recomiendo con todo el entusiasmo que me cabe en el alma que la probéis, y a los que ya habéis probado alguna, siento deciros que no habrá sido como ésta... Esta receta es gentileza de una amiga que tengo, vegana ella, que no sólo cocina fenomenal, si no que hace miles de cosas bien pero no lo cree, pero como yo sí que lo creo y lo sabía, cuando me dijo: te voy a pasar la receta de la tortilla que hago yo...pensé: ya la tengo, me va a dar la receta de LA TORTILLA, de la única e inimitable, de las de, me da igual mañana comer lo mismo, me pienso hacer otra, y pasado mañana invito a alguien a casa con el único pretexto de hacer otra, y así hasta saciar nuestra sed. Como sé que a veces me llamáis exagerada, os invito a que la hagáis y me digáis algo! Esperandito me quedo-))

 50 g de harina de garbanzos
 40 g de almidón de maíz
 250 ml de agua fría
 60 ml de bebida de soja
 1 cucharada de postre de sal negra
 1 cucharada de postre de levadura en polvo
 una pizca de cúrcuma en polvo o colorante
 500 g de patatas
 200 g de cebolla
 200 g de calabacín
 aceite para freír
1

Como cualquier tortilla, empezamos lavando las verduras y cortándolas. El calabacín si es ecológico no será necesario.
Reservamos.
Ahora vamos a preparar el sustituto del huevo.
Para ello mezclaremos la harina de garbanzos, el almidón de maíz con el agua fría (yo siempre la uso fría para evitar grumos), la bebida de soja, la sal, la levadura y la cúrcuma en polvo o el colorante, todo en un bol y lo vamos mezclando bien, asegurándonos que no se forme ni un grumo.
Ponemos abundante aceite en una sartén y freímos las verduras como tengamos costumbre.
No a fuego muy alto, para evitar que queden demasiado tostadas. Una vez listas, las escurrimos del aceite y las pasamos a un recipiente donde podamos añadirles la mezcla del sustituto de huevo y lo podamos remover todo bien.
Ahora calentamos aceite, el necesario para que la tortilla no se nos pegue, en la sartén que utilicemos habitualmente para nuestras tortillas.
Una vez caliente, añadimos nuestra mezcla y seguimos el mismo procedimiento que seguiríamos si hiciésemos una tortilla con huevo.
Bajamos el fuego y vamos dándole forma y vueltas hasta que esté cocidita por dentro y doradita por fuera.
Una vez lista sí que os recomiendo que no le hinquéis el diente en seguida, mejor dejarla reposar un ratito para que acabe de cuajar bien y no se desmorone.
Espero que no se os haga muy larga la espera.
Buen provecho!!!

Ingredientes

 50 g de harina de garbanzos
 40 g de almidón de maíz
 250 ml de agua fría
 60 ml de bebida de soja
 1 cucharada de postre de sal negra
 1 cucharada de postre de levadura en polvo
 una pizca de cúrcuma en polvo o colorante
 500 g de patatas
 200 g de cebolla
 200 g de calabacín
 aceite para freír

Pasos

1

Como cualquier tortilla, empezamos lavando las verduras y cortándolas. El calabacín si es ecológico no será necesario.
Reservamos.
Ahora vamos a preparar el sustituto del huevo.
Para ello mezclaremos la harina de garbanzos, el almidón de maíz con el agua fría (yo siempre la uso fría para evitar grumos), la bebida de soja, la sal, la levadura y la cúrcuma en polvo o el colorante, todo en un bol y lo vamos mezclando bien, asegurándonos que no se forme ni un grumo.
Ponemos abundante aceite en una sartén y freímos las verduras como tengamos costumbre.
No a fuego muy alto, para evitar que queden demasiado tostadas. Una vez listas, las escurrimos del aceite y las pasamos a un recipiente donde podamos añadirles la mezcla del sustituto de huevo y lo podamos remover todo bien.
Ahora calentamos aceite, el necesario para que la tortilla no se nos pegue, en la sartén que utilicemos habitualmente para nuestras tortillas.
Una vez caliente, añadimos nuestra mezcla y seguimos el mismo procedimiento que seguiríamos si hiciésemos una tortilla con huevo.
Bajamos el fuego y vamos dándole forma y vueltas hasta que esté cocidita por dentro y doradita por fuera.
Una vez lista sí que os recomiendo que no le hinquéis el diente en seguida, mejor dejarla reposar un ratito para que acabe de cuajar bien y no se desmorone.
Espero que no se os haga muy larga la espera.
Buen provecho!!!

TORTILLA VEGANA DE PATATAS

4 Respuestas para “TORTILLA VEGANA DE PATATAS”

  1. Esa tortilla ha quedado elegante como ella sola.

    1. Muchas gracias por tu comentario M.José!!
      Sale realmente rica y jugosa

  2. Nunca había probado una tortilla vegana y me gustó mucho y además muy sabrosa.

    1. Me alegra que te gustase. Es verdad que queda muy sabrosa y aguanta más que la tradicional en caso de que nos sobre, cosa que no suele pasar de lo buena que está!!
      Gracias por tu comentario y por hacerla Mayte-)
      Un abrazo,

      Su-sana

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies