Autor: Susana Vidal
Tiempo de preparado10 minTiempo de cocinado15 minTiempo total25 min

Cuando quiero viajar en el tiempo, hago esta tortilla. Me recuerda a las vacaciones, a los bocatas de cena de sobaquillo en la playa, al tiempo libre...uuuummmm, a muchas cosas buenas en realidad, así que la hacemos a menudo. Y cuenta con la virtud de necesitar sólo dos ingredientes que tenemos siempre a mano por casa. Y además la preparamos en menos que canta un gallo. Vamos a ello, no hay tiempo que perder.

 4 huevos
 2 cebollas grandes
 aceite de oliva virgen extra
 sal
1

Lo primero que haremos será pelar y lavar las cebollas y cortarlas en juliana. No hace falta que sea muy fina.
Ahora calentamos en una sartén una cantidad abundante de aceite y freímos la cebolla a fuego no muy fuerte para que no se dore demasiado.
Mientras se hace, echamos los huevos en un bol con la cantidad correspondiente de sal y los batimos con la mariposa o muy bien a mano, hasta que estén espumosos.
Los reservamos, y cuando la cebolla esté lista, le escurrimos el exceso de aceite y la incorporamos a la mezcla de huevos. Removemos bien y calentamos un poco de aceite en otra sartén o en esa misma, y le damos forma a nuestra deliciosa tortilla.
Bajamos el fuego para que se cueza por dentro sin quemarse por fuera y dejamos que se dore por ambas partes. Le iremos dando vueltas con un plato y cuando esté doradita ya la tendremos lista para disfrutarla.
Queda muy suave y muy jugosa. Si no la habéis probado aún os va a encantar.
Muy Buen Provecho!

Ingredientes

 4 huevos
 2 cebollas grandes
 aceite de oliva virgen extra
 sal

Pasos

1

Lo primero que haremos será pelar y lavar las cebollas y cortarlas en juliana. No hace falta que sea muy fina.
Ahora calentamos en una sartén una cantidad abundante de aceite y freímos la cebolla a fuego no muy fuerte para que no se dore demasiado.
Mientras se hace, echamos los huevos en un bol con la cantidad correspondiente de sal y los batimos con la mariposa o muy bien a mano, hasta que estén espumosos.
Los reservamos, y cuando la cebolla esté lista, le escurrimos el exceso de aceite y la incorporamos a la mezcla de huevos. Removemos bien y calentamos un poco de aceite en otra sartén o en esa misma, y le damos forma a nuestra deliciosa tortilla.
Bajamos el fuego para que se cueza por dentro sin quemarse por fuera y dejamos que se dore por ambas partes. Le iremos dando vueltas con un plato y cuando esté doradita ya la tendremos lista para disfrutarla.
Queda muy suave y muy jugosa. Si no la habéis probado aún os va a encantar.
Muy Buen Provecho!

TORTILLA DE CEBOLLA

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies