Autor: Susana Vidal
Tiempo de preparado10 minTiempo de cocinado15 minTiempo total25 min

Hoy nos vamos a hacer una tortilla de calabacines que están en plena temporada y hay que aprovechar ese regalo. Vamos a comer sano y no nos vamos a liar demasiado en la cocina que sé que a algun@s de vosotr@s os gusta pasar por ahí de puntillas, pero alimentarse bien es fundamental. Venga, delantal atado y a empezar.

 4 huevos
 5 calabacines muy pequeños ecológicos
 aceite de oliva virgen extra
 sal
 orégano
1

Lo primero que haremos para preparar nuestra tortilla de hoy es lavar bien los calabacines porque no les vamos a quitar la piel.
Luego le quitamos ambos extremos y los vamos cortando a rodajitas enteras. Reservamos.
Calentamos una sartén con abundante aceite de oliva y freímos los calabacines hasta que estén. Tendremos que ir probándolos, dependerá del grosor de la rodajita que hemos cortado. No los haremos mucho, los dejaremos al dente y les echaremos una pizca de sal.
Mientras se hacen batimos los cuatro huevos con un poco de sal, o bien a mano muy bien batidos o con la mariposa hasta que estén bien espumosos y cuando los calabacines estén listos, los escurriremos del exceso de aceite y los añadiremos al bol de los huevos batidos junto con una pizca de orégano. Os recomiendo que compréis la plantita y sequéis el orégano en casa. La diferencia es más que notable.
Retiramos el aceite sobrante de la sartén y o bien en la misma o bien en otra, echaremos un poquito de aceite para hacer la tortilla.
Cuando esté caliente, añadimos toda la mezcla, bajamos el fuego a medio y dejamos que se haga poco a poco para que el calor también le llegue al centro. Le vamos dando vueltas hasta que la veamos doradita por ambas partes y ya está. Así de fácil.
Recién hecha, fría, con pan, a secas…esta tortilla está buenísima de cualquier manera.
Buen provecho!!

Ingredientes

 4 huevos
 5 calabacines muy pequeños ecológicos
 aceite de oliva virgen extra
 sal
 orégano

Pasos

1

Lo primero que haremos para preparar nuestra tortilla de hoy es lavar bien los calabacines porque no les vamos a quitar la piel.
Luego le quitamos ambos extremos y los vamos cortando a rodajitas enteras. Reservamos.
Calentamos una sartén con abundante aceite de oliva y freímos los calabacines hasta que estén. Tendremos que ir probándolos, dependerá del grosor de la rodajita que hemos cortado. No los haremos mucho, los dejaremos al dente y les echaremos una pizca de sal.
Mientras se hacen batimos los cuatro huevos con un poco de sal, o bien a mano muy bien batidos o con la mariposa hasta que estén bien espumosos y cuando los calabacines estén listos, los escurriremos del exceso de aceite y los añadiremos al bol de los huevos batidos junto con una pizca de orégano. Os recomiendo que compréis la plantita y sequéis el orégano en casa. La diferencia es más que notable.
Retiramos el aceite sobrante de la sartén y o bien en la misma o bien en otra, echaremos un poquito de aceite para hacer la tortilla.
Cuando esté caliente, añadimos toda la mezcla, bajamos el fuego a medio y dejamos que se haga poco a poco para que el calor también le llegue al centro. Le vamos dando vueltas hasta que la veamos doradita por ambas partes y ya está. Así de fácil.
Recién hecha, fría, con pan, a secas…esta tortilla está buenísima de cualquier manera.
Buen provecho!!

TORTILLA DE CALABACÍN
Compartir

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies