Autor: Susana Vidal
Categoría:
Tiempo de preparado15 minTiempo de cocinado30 minTiempo total45 min

En esta ocasión os proponemos una tarta clásica de sabores que nos transportan a nuestra infancia. A esos pasteles sin grasas saturadas de crema pastelera casera que nos alegraban más de una tarde…

Os enseñamos una receta sencilla y rápida, perfecta para cualquier ocasión, que podréis ir modificando con fruta de temporada.

Vamos con los sencillos pasos!

 1 base de hojaldre (sin mantequilla)
 400 g de fresas
 500 ml de bebida vegetal
 sustituto de huevo equivalente a 4 yemas
 125 g de azúcar
 50 g de almidón de maíz
 1 cucharadita de postre de pasta de vainilla
 piel de 1 limón
 mermelada para el almíbar
1

Empezaremos horneando el hojaldre.
Precalentamos el horno a 220º con calor por arriba y por abajo. A continuación, ponemos en un molde papel vegetal y sobre él, el hojaldre. Le vamos dando forma redondeada sobre los bordes del molde, lo pinchamos un poquito con un tenedor y lo cubrimos con otro papel vegetal que cubriremos de garbanzos para que impidan que el hojaldre suba.
Estos garbanzos los podemos guardar y usar para el mismo fin durante un montón de veces.
Ahora lo horneamos durante unos 15 minutos.
A continuación vamos a preparar la crema pastelera.
Para ello separamos 150 ml de bebida vegetal y calentamos el resto junto con vainilla y la piel de un limón.
Calentamos sin que llegue a hervir, y justo antes de que esto ocurra, apagamos el fuego y dejamos que emulsione con la tapa puesta durante media hora.
Ahora, batimos el sustituto de las yemas junto con el azúcar y disolvemos el almidón de maíz con la bebida vegetal fría que habíamos separado.
A continuación, añadimos el sustituto de las yemas batidas con el azúcar a la emulsión que teníamos reposando (recordad sacar la piel de limón) y removemos sin parar con el fuego medio-bajo.
Ahora podemos añadir también la mezcla de almidón de maíz y remover y remover hasta que espese. Dejamos atemperar.
Una vez lista la crema, la verteremos sobre el hojaldre ya previamente horneado y la cubriremos con las fresas a láminas.
Por último, ponemos en un cazo tres partes de mermelada por una parte de agua y calentamos hasta conseguir el almíbar. Cubrimos las fresitas con él, con la ayuda de un pincel.
Una vez listos todos estos pasos, ya podemos empezar a frotarnos las manos!
Buen provecho!!!

Ingredientes

 1 base de hojaldre (sin mantequilla)
 400 g de fresas
 500 ml de bebida vegetal
 sustituto de huevo equivalente a 4 yemas
 125 g de azúcar
 50 g de almidón de maíz
 1 cucharadita de postre de pasta de vainilla
 piel de 1 limón
 mermelada para el almíbar

Pasos

1

Empezaremos horneando el hojaldre.
Precalentamos el horno a 220º con calor por arriba y por abajo. A continuación, ponemos en un molde papel vegetal y sobre él, el hojaldre. Le vamos dando forma redondeada sobre los bordes del molde, lo pinchamos un poquito con un tenedor y lo cubrimos con otro papel vegetal que cubriremos de garbanzos para que impidan que el hojaldre suba.
Estos garbanzos los podemos guardar y usar para el mismo fin durante un montón de veces.
Ahora lo horneamos durante unos 15 minutos.
A continuación vamos a preparar la crema pastelera.
Para ello separamos 150 ml de bebida vegetal y calentamos el resto junto con vainilla y la piel de un limón.
Calentamos sin que llegue a hervir, y justo antes de que esto ocurra, apagamos el fuego y dejamos que emulsione con la tapa puesta durante media hora.
Ahora, batimos el sustituto de las yemas junto con el azúcar y disolvemos el almidón de maíz con la bebida vegetal fría que habíamos separado.
A continuación, añadimos el sustituto de las yemas batidas con el azúcar a la emulsión que teníamos reposando (recordad sacar la piel de limón) y removemos sin parar con el fuego medio-bajo.
Ahora podemos añadir también la mezcla de almidón de maíz y remover y remover hasta que espese. Dejamos atemperar.
Una vez lista la crema, la verteremos sobre el hojaldre ya previamente horneado y la cubriremos con las fresas a láminas.
Por último, ponemos en un cazo tres partes de mermelada por una parte de agua y calentamos hasta conseguir el almíbar. Cubrimos las fresitas con él, con la ayuda de un pincel.
Una vez listos todos estos pasos, ya podemos empezar a frotarnos las manos!
Buen provecho!!!

TARTA DE FRESAS CON CREMA
Compartir

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies