Autor: Susana Vidal
Tiempo de preparado10 minTiempo de cocinado10 minTiempo total20 min

Después de tanto gazpachito, salmorejo, sopas frías de pepino y ensaladas varias, os apetece probar una sopa totalmente diferente y que nos va a llenar la mesa de color y alegría? Y si os digo que la preparamos en unos minutos y que es muy fácil? Pues venga! Lo único que tendréis que tener en cuenta es que las remolachas hay que cocerlas previamente. Nosotros lo hacemos el día anterior, así ya las sacamos fresquitas de la nevera y no hay que estar esperando. Delantal en mano y al ataque!

Para 4 personas
 500 g de remolacha cocida
 75 g de cebolla
 3 cucharadas soperas de zumo de limón
 sal
 pimienta negra recién molida
 perejil
 50 g de zumo de manzana
 250 g de bebida de soja
 300 g de agua
1

Pues si cocimos las remolachas el día anterior, ahora sólo tendremos que pelarlas y cortarlas a trozos, no es necesario que sean muy pequeños.
Las vamos poniendo en el vaso batidor. Le añadimos la cebolla también a trozos, el manojito de perejil, el zumo de limón, la sal, la pimienta negra, el zumo y la bebida de soja y empezamos a batirlo todo.
Cuando esté bien trituradito, empezamos a añadirle el agua y a seguir batiendo hasta encontrar la textura perfecta para nosotr@s. La nuestra es con las medidas que os he dado, pero a un@s nos gusta más espesita y a otr@s más líquida y es mejor prevenir que curar. Iremos probándolo también de sal por si tuviéramos que corregir.
Cuando le encontremos el punto perfecto la metemos en la nevera hasta la hora de servir.
Habéis visto qué rapidez y qué chulada de sopa? Pues esperad a probarla!!
Buen provecho!

Ingredientes

Para 4 personas
 500 g de remolacha cocida
 75 g de cebolla
 3 cucharadas soperas de zumo de limón
 sal
 pimienta negra recién molida
 perejil
 50 g de zumo de manzana
 250 g de bebida de soja
 300 g de agua

Pasos

1

Pues si cocimos las remolachas el día anterior, ahora sólo tendremos que pelarlas y cortarlas a trozos, no es necesario que sean muy pequeños.
Las vamos poniendo en el vaso batidor. Le añadimos la cebolla también a trozos, el manojito de perejil, el zumo de limón, la sal, la pimienta negra, el zumo y la bebida de soja y empezamos a batirlo todo.
Cuando esté bien trituradito, empezamos a añadirle el agua y a seguir batiendo hasta encontrar la textura perfecta para nosotr@s. La nuestra es con las medidas que os he dado, pero a un@s nos gusta más espesita y a otr@s más líquida y es mejor prevenir que curar. Iremos probándolo también de sal por si tuviéramos que corregir.
Cuando le encontremos el punto perfecto la metemos en la nevera hasta la hora de servir.
Habéis visto qué rapidez y qué chulada de sopa? Pues esperad a probarla!!
Buen provecho!

SOPA FRÍA DE REMOLACHA
Compartir

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies