Autor: Susana Vidal
Categoría:
Tiempo de preparado5 minTiempo de cocinado25 minTiempo total30 min

Esta salsa es una imprescindible de nuestra cocina. Su elaboración es muy sencilla y vale la pena ponerse esos minutitos que cuesta hacerla porque no tiene nada que ver con la que se vende ya hecha, por muy casera que ponga que es en el envase. En casa lo que hacemos es aprovechar el verano, y hacerla en conserva, así tiramos todo el invierno de ella sin necesidad de tener que comprar. Pero cómo hacer conserva os lo explicaré otro día, aunque más de un@ ya sabréis que sois unos chefs de categoría. Vamos a lo que vamos?

 10 tomates de pera
 60 g de aceite
 1 c/c de sal
 1 c/p de azúcar moreno
 120 g de cebolla
1

Lo primero que vamos a hacer es lavar los tomates. Nosotros los usamos ecológicos y por eso no les quito ni la piel.
A continuación, cortamos la cebolla y la ponemos a pochar en una cacerola con aceite caliente.
Mientras vamos cortando los tomates a cubos, no hace falta que sean muy pequeños porque después lo pasaremos por la batidor eléctrica.
Cuando comience a estar transparente, le añadimos los tomates y dejamos que se cocine hasta que veamos que se va perdiendo el agua y que coge textura de salsa. Lo iréis viendo, es muy fácil distinguir esto.
Al final, le añadimos la sal y el azúcar si fuera necesario.
Lo pasamos por la batidora y corregimos de sal o azúcar. Ya tenemos lista una salsa básica que hay que saber hacer. En un momentito y lista!
Las recetas donde la empleéis van a pasar a otra dimensión!
Buen provecho!

Ingredientes

 10 tomates de pera
 60 g de aceite
 1 c/c de sal
 1 c/p de azúcar moreno
 120 g de cebolla

Pasos

1

Lo primero que vamos a hacer es lavar los tomates. Nosotros los usamos ecológicos y por eso no les quito ni la piel.
A continuación, cortamos la cebolla y la ponemos a pochar en una cacerola con aceite caliente.
Mientras vamos cortando los tomates a cubos, no hace falta que sean muy pequeños porque después lo pasaremos por la batidor eléctrica.
Cuando comience a estar transparente, le añadimos los tomates y dejamos que se cocine hasta que veamos que se va perdiendo el agua y que coge textura de salsa. Lo iréis viendo, es muy fácil distinguir esto.
Al final, le añadimos la sal y el azúcar si fuera necesario.
Lo pasamos por la batidora y corregimos de sal o azúcar. Ya tenemos lista una salsa básica que hay que saber hacer. En un momentito y lista!
Las recetas donde la empleéis van a pasar a otra dimensión!
Buen provecho!

SALSA DE TOMATE FRITO CASERA
Compartir

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies