HELADO DE QUESO CREMA VEGANO CON MEMBRILLO

Autor: Susana Vidal
Categoría:
Tiempo de preparado15 minTiempo total15 min

Como os prometí, os traigo otra propuesta de helado, dulce pero no empalagoso y muy muy suave. Los ingredientes digamos que no son como para abusar de ellos todos los días, pero como es casero y mejor ver el vaso medio lleno, evitamos los conservantes y colorantes artificiales. A qué ya no tenéis remordimientos? Pues entonces apuntad.

Para 2 personas
 500 g de nata de soja para montar, fría
 150 g de azúcar glass
 250 g de queso crema tipo crema vegano
 2 cucharadas de pasta de vainilla o 1 vaina
 1 tarrina de membrillo
1

Como lo hacemos sin heladera recordad que tendréis que removerlo cada hora, mínimo unas tres veces, así que calculad con ese tiempo.
Mezclamos el queso crema con el azúcar y la vainilla y reservamos.
Ahora cortamos el membrillo a cuadraditos de 1’5 cm aproximadamente. No muy pequeño para que no se rompa al mezclarlo con el resto y reservamos también.
Cogemos la nata, que tiene que estar bien fría, y la montamos en el recipiente donde vayamos a congelar el helado, mejor uno de metal, y cuando esté le añadimos la mezcla de queso y el membrillo. Removemos cuidadosamente todo bien hasta que todos los ingredientes estén integrados y al congelador. A la hora lo sacamos y removemos para evitar que se cristalice, y así un par de veces más en las dos horas siguientes.
Una vez removido esas tres veces está listo para consumirlo.
Va a ser un éxito, sale un poco de lo común y no hay paladar que se le resista.
Me encanta que os encante-)

Ingredientes

Para 2 personas
 500 g de nata de soja para montar, fría
 150 g de azúcar glass
 250 g de queso crema tipo crema vegano
 2 cucharadas de pasta de vainilla o 1 vaina
 1 tarrina de membrillo

Pasos

1

Como lo hacemos sin heladera recordad que tendréis que removerlo cada hora, mínimo unas tres veces, así que calculad con ese tiempo.
Mezclamos el queso crema con el azúcar y la vainilla y reservamos.
Ahora cortamos el membrillo a cuadraditos de 1’5 cm aproximadamente. No muy pequeño para que no se rompa al mezclarlo con el resto y reservamos también.
Cogemos la nata, que tiene que estar bien fría, y la montamos en el recipiente donde vayamos a congelar el helado, mejor uno de metal, y cuando esté le añadimos la mezcla de queso y el membrillo. Removemos cuidadosamente todo bien hasta que todos los ingredientes estén integrados y al congelador. A la hora lo sacamos y removemos para evitar que se cristalice, y así un par de veces más en las dos horas siguientes.
Una vez removido esas tres veces está listo para consumirlo.
Va a ser un éxito, sale un poco de lo común y no hay paladar que se le resista.
Me encanta que os encante-)

HELADO DE QUESO CREMA VEGANO CON MEMBRILLO
Compartir

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies