Autor: Susana Vidal
Tiempo de preparado15 min

El gazpacho es una receta imprescindible en verano. Nos refresca a la par que nos alimenta, se prepara en un momentito y no necesita apenas preparativos. No contiene grasas y sí una gran cantidad de vitaminas y minerales. Es sencillísimo de preparar, el único secreto es que los ingredientes sean de buena calidad, esto marca la diferencia a todas luces. Hay muchos tipos de gazpacho, a nosotros nos gustan casi todos, pero nuestros favoritos son el tradicional y este, con aguacate. Veréis la textura sedosa que deja, es inconfundible. Lo preparamos? Adelante!

Para 4-6 personas
 750 g de tomate maduro
 1 aguacate pequeño, 150 gr
 140 g de pepino
 60 g de cebolla
 1 diente de ajo picado
 40 g de pan duro sin corteza
 40 g de aceite de oliva
 30 g de vinagre de Jerez
 sal al gusto
 150-200 ml de agua
1

Lavamos los tomates y el pepino y pelamos el aguacate.
Ponemos en el vaso de batir, los tomates a trozos, el pepino a trocitos también, la cebolla, el ajo picadito, el aguacate y el pan duro encima del todo.
Ahora aliñamos encima del pan para que se vaya ablandando, con el vinagre, el aceite y una pizca de sal.
Le damos al vaso para que comience a batir. Cuando esté más o menos batido, abrimos la tapa, y vamos añadiendo el agua y corrigiendo de sal, vinagre o aceite si hiciera falta.
Pensad que siempre es mejor añadir poco a poco que pasarnos.
Una vez bien batido y corregido, le dejamos en la nevera hasta el momento en que lo vayamos a consumir para servirlo bien fresquito.
Y así de fácil y sano!!

Ingredientes

Para 4-6 personas
 750 g de tomate maduro
 1 aguacate pequeño, 150 gr
 140 g de pepino
 60 g de cebolla
 1 diente de ajo picado
 40 g de pan duro sin corteza
 40 g de aceite de oliva
 30 g de vinagre de Jerez
 sal al gusto
 150-200 ml de agua

Pasos

1

Lavamos los tomates y el pepino y pelamos el aguacate.
Ponemos en el vaso de batir, los tomates a trozos, el pepino a trocitos también, la cebolla, el ajo picadito, el aguacate y el pan duro encima del todo.
Ahora aliñamos encima del pan para que se vaya ablandando, con el vinagre, el aceite y una pizca de sal.
Le damos al vaso para que comience a batir. Cuando esté más o menos batido, abrimos la tapa, y vamos añadiendo el agua y corrigiendo de sal, vinagre o aceite si hiciera falta.
Pensad que siempre es mejor añadir poco a poco que pasarnos.
Una vez bien batido y corregido, le dejamos en la nevera hasta el momento en que lo vayamos a consumir para servirlo bien fresquito.
Y así de fácil y sano!!

GAZPACHO CREMOSO CON AGUACATE
Compartir

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies