Autor: Susana Vidal
Tiempo de preparado20 minTiempo de cocinado20 minTiempo total40 min

El flammenkuchen es una comida típica de la gastronomía de la región de Alsacia. Es una masa fina cubierta de crema fresca y cebolla generalmente a la que luego se le añaden otros ingredientes. En casa como sabéis tenemos nuestra versión vegana, aunque con los años también la versión original ha derivado en muchas versiones diferentes. Hemos tenido la suerte de vivir en esa zona y las hemos visto de todos los colores. Sin duda, nosotros os proponemos nuestra versión más favorita, la de pimientos del piquillo. Os mostramos cómo se elabora? Vamos allá!

 175 g harina blanca
 25 g levadura de panadero
 100 ml agua
 sal
 100 g de tofu natural
 100 g de queso tipo mozzarella vegano
 50 g de cebolla
 50 g de pimientos del piquillos
 100 g de yogur natural de soja sin azúcar
1

Si tenéis la posibilidad de adquirir los pimientos del piquillo frescos no lo dudéis ni un segundo porque marca la diferencia. Con la ayuda de un soplete, los quemáis hasta que los veáis negros y entonces los podréis pelar perfectamente. Pero si no encontráis o no tenéis ganas, pues podéis recurrir a algunos ya pelados pero al menos que sean de buena calidad.
Yo no puedo dejar de recomendaros que lo natural se nota mucho.
Pues si nuestros pimientos son naturales, empezaremos por quemarlos y pelarlos y este será nuestro primer paso y si no, pues empezaremos por la masa.
La masa se prepara como cualquiera de este estilo. Tamizamos la harina y la ponemos en un bol junto con la pizca de sal. Calentamos el agua hasta que esté tibia y deshacemos en ella la levadura. Una vez lista, la añadimos a la harina y empezamos a amasar hasta conseguir una masa homogénea, fina y elástica. La cubrimos con un paño y la dejamos reposar mínimo media hora o hasta que doble su volumen.
Mientras podemos ir cortando la cebolla en juliana y los pimientos como queramos, en juliana, a cuadraditos...
Precalentamos el horno a 180º por arriba y por abajo.
Cuando la masa esté lista, partimos la masa en dos bolas y formamos dos masas rectangulares, ligeramente ovaladas sobre una superficie enharinada.
Una vez formadas las ponemos en la bandeja del horno con papel vegetal. Trituramos el tofu junto con el yogur con la ayuda de una batidora eléctrica y una vez listo lo ponemos sobre las masas. A continuación el queso, la cebolla y los pimientos.
Las metemos en el horno unos 20 minutos, los primeros 10 sólo con calor desde bajo y los otros 10 por arriba y por abajo.
Las sacamos y cuidado de no quemarnos la lengua porque no os vais a poder resistir.
Estoy segura que esta receta va a formar parte de vuestro recetario a partir de hoy.
Bon Appetit-))))

Ingredientes

 175 g harina blanca
 25 g levadura de panadero
 100 ml agua
 sal
 100 g de tofu natural
 100 g de queso tipo mozzarella vegano
 50 g de cebolla
 50 g de pimientos del piquillos
 100 g de yogur natural de soja sin azúcar

Pasos

1

Si tenéis la posibilidad de adquirir los pimientos del piquillo frescos no lo dudéis ni un segundo porque marca la diferencia. Con la ayuda de un soplete, los quemáis hasta que los veáis negros y entonces los podréis pelar perfectamente. Pero si no encontráis o no tenéis ganas, pues podéis recurrir a algunos ya pelados pero al menos que sean de buena calidad.
Yo no puedo dejar de recomendaros que lo natural se nota mucho.
Pues si nuestros pimientos son naturales, empezaremos por quemarlos y pelarlos y este será nuestro primer paso y si no, pues empezaremos por la masa.
La masa se prepara como cualquiera de este estilo. Tamizamos la harina y la ponemos en un bol junto con la pizca de sal. Calentamos el agua hasta que esté tibia y deshacemos en ella la levadura. Una vez lista, la añadimos a la harina y empezamos a amasar hasta conseguir una masa homogénea, fina y elástica. La cubrimos con un paño y la dejamos reposar mínimo media hora o hasta que doble su volumen.
Mientras podemos ir cortando la cebolla en juliana y los pimientos como queramos, en juliana, a cuadraditos...
Precalentamos el horno a 180º por arriba y por abajo.
Cuando la masa esté lista, partimos la masa en dos bolas y formamos dos masas rectangulares, ligeramente ovaladas sobre una superficie enharinada.
Una vez formadas las ponemos en la bandeja del horno con papel vegetal. Trituramos el tofu junto con el yogur con la ayuda de una batidora eléctrica y una vez listo lo ponemos sobre las masas. A continuación el queso, la cebolla y los pimientos.
Las metemos en el horno unos 20 minutos, los primeros 10 sólo con calor desde bajo y los otros 10 por arriba y por abajo.
Las sacamos y cuidado de no quemarnos la lengua porque no os vais a poder resistir.
Estoy segura que esta receta va a formar parte de vuestro recetario a partir de hoy.
Bon Appetit-))))

FLAMMENKUCHEN VEGANO
Compartir

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies