Autor: Susana Vidal
Tiempo de preparado15 minTiempo de cocinado20 minTiempo total35 min

Estos palitos de pan os van a encantar, yo intento si dejan alguno en casa con vida, congelarlos en bolsitas para poder recurrir a ellos si salgo y no estoy segura de poder parar a comer algo entre horas o cuando salgo en bici y hago pausa recargo pilas con ellos y me aseguro la ingesta de hidratos de carbono, o para hummus o patés vegetarianos o simplemente sin más, cuando me apetecen sin buscar pretextosssss. Yo prefiero hacerlos con harina de espelta pero si la queréis usar integral o blanca las medidas serían las mismas. Vamos allá, se hacen en un abrir y cerrar de ojos.

 250 g harina de espelta
 190 g agua
 50 g aceite de oliva virgen extra
 15 g levadura de panadero
 10 g sal
 10 g orégano
 30 g otras semillas, como sésamo, dorado o negro, lino…
1

Simplemente tenéis que mezclar en primer lugar los sólidos en un bol, es decir, la harina, la sal y las especias y remover y calentar un pelín el agua para poder deshacer la levadura en ella. Calentarla sólo para que esté tibia, no más.
Añadís el agua con la levadura y el aceite a la mezcla anterior y amasáis durante 5 minutos hasta tener una masa homogénea y elástica.
La dejáis reposar hasta que duplique su tamaño, si hace calorcito en 45 minutos ya estará lista.
Una vez transcurrido ese tiempo, enharináis la superficie de trabajo y la volvéis a amasar medio minuto. Ya está lista para que le deis forma a los colines. Pensad que crecerán un poco en el horneado. A mí por estas cantidades me salen aproximadamente entre 50-55 palitos.
Los horneáis 20 minutos a 180 grados y listos para comerlos hasta recién sacados del horno cuando queman!
Buen provecho!!

Ingredientes

 250 g harina de espelta
 190 g agua
 50 g aceite de oliva virgen extra
 15 g levadura de panadero
 10 g sal
 10 g orégano
 30 g otras semillas, como sésamo, dorado o negro, lino…

Pasos

1

Simplemente tenéis que mezclar en primer lugar los sólidos en un bol, es decir, la harina, la sal y las especias y remover y calentar un pelín el agua para poder deshacer la levadura en ella. Calentarla sólo para que esté tibia, no más.
Añadís el agua con la levadura y el aceite a la mezcla anterior y amasáis durante 5 minutos hasta tener una masa homogénea y elástica.
La dejáis reposar hasta que duplique su tamaño, si hace calorcito en 45 minutos ya estará lista.
Una vez transcurrido ese tiempo, enharináis la superficie de trabajo y la volvéis a amasar medio minuto. Ya está lista para que le deis forma a los colines. Pensad que crecerán un poco en el horneado. A mí por estas cantidades me salen aproximadamente entre 50-55 palitos.
Los horneáis 20 minutos a 180 grados y listos para comerlos hasta recién sacados del horno cuando queman!
Buen provecho!!

COLINES DE ESPELTA Y ORÉGANO
Compartir

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies