Autor: Susana Vidal
Categoría:
Tiempo de preparado10 min

Los que nos seguís sabréis que los batidos de frutas y verduras naturales forman parte de nuestro desayuno y alimentación diaria, a los que añadimos siempre semillas de lino, sésamo y chía para asegurarnos la ingesta de omega 3, minerales como el zinc, fósforo, hierro, magnesio y potasio y todos los aminoácidos esenciales que necesitamos. Así entre estos aportes y las vitaminas de las frutas salimos de casa en tirolina. Si queréis ver cómo lo preparamos, mirad, es muy sencillo.

Para 2 personas
 1/2 mango, unos 100 gr
 1 rodaja grande de piña
 1 rodaja de melón
 2 cucharadas de postre de semillas de lino molidas
 2 c/p de semillas de sésamo tostado molidas
 2 c/p de semillas de chía humedecidas
 200 g de zumo de manzana eco
 cantidad necesaria de agua
1

Las semillas tienen que estar molidas para que no pasen sin pena ni gloria por nuestro organismo, y la chía remojada.
Nosotros lo que hacemos es molerlas para una semana y las guardamos en la nevera para evitar la oxidación, una vez acabadas, volvemos a la carga.
La chía crecerá unas 10 veces su volumen, así que cuidado con la cantidad que ponéis a remojar. Una vez engrosada, la guardáis también en la nevera.
Así que el batido es tan sencillo con poner todos los ingredientes en un vaso batidor y triturar hasta que quede bien finito. La cantidad de agua va a gustos, hay quien lo prefiere más líquido o todo lo contrario. Así que añadirla lo último y con cuidado de no pasarnos.
Una vez listo, no queda nada más que servirlo y disfrutarlo bien fresquito. Desayunad algo sano y completo y a comernos el día!!

Ingredientes

Para 2 personas
 1/2 mango, unos 100 gr
 1 rodaja grande de piña
 1 rodaja de melón
 2 cucharadas de postre de semillas de lino molidas
 2 c/p de semillas de sésamo tostado molidas
 2 c/p de semillas de chía humedecidas
 200 g de zumo de manzana eco
 cantidad necesaria de agua

Pasos

1

Las semillas tienen que estar molidas para que no pasen sin pena ni gloria por nuestro organismo, y la chía remojada.
Nosotros lo que hacemos es molerlas para una semana y las guardamos en la nevera para evitar la oxidación, una vez acabadas, volvemos a la carga.
La chía crecerá unas 10 veces su volumen, así que cuidado con la cantidad que ponéis a remojar. Una vez engrosada, la guardáis también en la nevera.
Así que el batido es tan sencillo con poner todos los ingredientes en un vaso batidor y triturar hasta que quede bien finito. La cantidad de agua va a gustos, hay quien lo prefiere más líquido o todo lo contrario. Así que añadirla lo último y con cuidado de no pasarnos.
Una vez listo, no queda nada más que servirlo y disfrutarlo bien fresquito. Desayunad algo sano y completo y a comernos el día!!

BATIDO TROPICAL
Compartir

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies