Autor: Susana Vidal
Categoría: ,
Tiempo de preparado20 minTiempo de cocinado30 minTiempo total50 min

Hoy os proponemos una nueva modalidad de cocinar las albóndigas. Esta vez el protagonista será el arroz y os auguro un éxito rotundo, así que espero que no os de pereza esto de hacer bolitas porque las vais a tener que repetir más que las paellas de los domingos. Receta llegada en manos de un italiano de pura cepa a las manos de mi tía Mari Carmen, y de mi tía a las mías, y de las mías a las vuestras, así que aprovechad que la ocasión la pintan calva! Vamos chefs?? Veréis qué simpleza!

20 ud /4 personas
 2 c/s de aceite de oliva
 1 cebolla mediana picada
 2 dientes de ajo
 ½ pimiento rojo
 150 g arroz carnaroli o arborio
 1 c/c de orégano
 400 ml caldo de verduras
 100 ml vino blanco
 75 g mozzarella vegana fresca (en bola)
 Aceite para freír
 Salsa de tomate, de champiñones, de almendras…
1

Lo primero que haremos para preparar las albóndigas de risotto será preparar las verduras.
La cebolla picadita y el ajo picaditos y el pimiento cortado a cuadritos bien pequeñitos.
Una vez listos, empezamos rehogando la cebolla. Cuando empiece a estar transparente, le añadimos el ajo y rehogamos un minuto o dos más. Transcurrido este tiempo agregamos el pimiento y lo dejamos pochar y unos minutos.
Ahora añadimos el arroz y el orégano y removemos durante 2 o 3 minutos para dejar que el arroz vaya soltando el almidón.
A continuación, como en cualquier preparación de risotto, añadimos el líquido poco a poco dejando que se consuma para volver a añadir más. Así que mezclamos el vino y el caldo, lo vamos añadiendo poco a poco y vamos removiendo. Añadir la sal.
Una vez consumido el caldo al completo y el arroz esté listo, lo dejamos enfriar antes de empezar a formar las albóndigas.
Mientras podemos ir cortando el queso en pequeñas porciones, de menos de un cm aproximadamente.
Una vez frío el arroz, nos ponemos un poco en la palma de la mano, añadimos el trocito de queso, un poco más de arroz y formamos la bolita de manera que el queso quede en el centro.
Habéis visto qué sencillo?
Ahora sólo nos queda rebozar las albóndigas en pan rallado y freírlas en abundante aceite caliente hasta que estén doraditas.
Dejamos que escurran el exceso de aceite sobre rollo de cocina y las servimos con nuestra salsa favorita. Aquí os dejo los links para acceder a algunas de las nuestras.
- salsa de tomate frito casera
- salsa de champiñones
- salsa de almendras
Esperamos que disfrutéis estas albóndigas de risootto tanto como nosotros.
Buen provecho chefs!

Ingredientes

20 ud /4 personas
 2 c/s de aceite de oliva
 1 cebolla mediana picada
 2 dientes de ajo
 ½ pimiento rojo
 150 g arroz carnaroli o arborio
 1 c/c de orégano
 400 ml caldo de verduras
 100 ml vino blanco
 75 g mozzarella vegana fresca (en bola)
 Aceite para freír
 Salsa de tomate, de champiñones, de almendras…

Pasos

1

Lo primero que haremos para preparar las albóndigas de risotto será preparar las verduras.
La cebolla picadita y el ajo picaditos y el pimiento cortado a cuadritos bien pequeñitos.
Una vez listos, empezamos rehogando la cebolla. Cuando empiece a estar transparente, le añadimos el ajo y rehogamos un minuto o dos más. Transcurrido este tiempo agregamos el pimiento y lo dejamos pochar y unos minutos.
Ahora añadimos el arroz y el orégano y removemos durante 2 o 3 minutos para dejar que el arroz vaya soltando el almidón.
A continuación, como en cualquier preparación de risotto, añadimos el líquido poco a poco dejando que se consuma para volver a añadir más. Así que mezclamos el vino y el caldo, lo vamos añadiendo poco a poco y vamos removiendo. Añadir la sal.
Una vez consumido el caldo al completo y el arroz esté listo, lo dejamos enfriar antes de empezar a formar las albóndigas.
Mientras podemos ir cortando el queso en pequeñas porciones, de menos de un cm aproximadamente.
Una vez frío el arroz, nos ponemos un poco en la palma de la mano, añadimos el trocito de queso, un poco más de arroz y formamos la bolita de manera que el queso quede en el centro.
Habéis visto qué sencillo?
Ahora sólo nos queda rebozar las albóndigas en pan rallado y freírlas en abundante aceite caliente hasta que estén doraditas.
Dejamos que escurran el exceso de aceite sobre rollo de cocina y las servimos con nuestra salsa favorita. Aquí os dejo los links para acceder a algunas de las nuestras.
- salsa de tomate frito casera
- salsa de champiñones
- salsa de almendras
Esperamos que disfrutéis estas albóndigas de risootto tanto como nosotros.
Buen provecho chefs!

ALBÓNDIGAS DE RISOTTO
Compartir

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies