Durante la exposición al sol nuestro cuerpo pierde mucha agua. Para reponer esa pérdida necesitamos hacerlo de dos modos:

  • Mediante la cosmética usando cremas que compensen la sequedad que causa el sol
  • A través de la dieta, ya sea comiendo más fruta y verdura, tomando zumos naturales, batidos, infusiones frías y por supuesto, agua, unos 2 litros al día.

Es fundamental protegerse del sol tanto si vamos a la playa, a la montaña o para salir a la calle. La piel tiene memoria y sabemos que a la larga la exposición continuada y sin protección al sol nos puede pasar factura.

Cuantos más antioxidantes tomemos más protegidos estaremos.

No debemos olvidar incluir en nuestra dieta:

  • Vitamina C : Contrarresta los efectos nocivos de los rayos del sol. No dejes de lado alimentos que están en plena temporada como el kiwi, tomate, pimientos, perejil y melón.
  • Vitamina E : Nutre la piel desde dentro. Cubre tus necesidades diarias con aceite de oliva, aguacate y frutos secos, sobretodo almendras.
  • Betacaroteno : Se obtiene de comer frutas y hortalizas anaranjadas y verduras de hoja verde. Por su alto contenido en Vitamina A, es esencial para el buen mantenimiento del sistema inmunitario y para la vista.

 

A CUIDARSE POR DENTRO Y POR FUERA

OJITO CON NUESTRO AMIGO “ EL SOL”

Compartir

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies