En verano, conecta de nuevo con tu entorno natural. Te sentirás mejor, alejarás las preocupaciones y descansarás mucho mejor.

Si sales a caminar

Escoge una loción protectora resistente al sudor.

Debes aplicarla 30 minutos antes de iniciar la actividad y reponerla cada 2 horas. Y no te olvides de llevar tus gafas de sol y gorra.

Hidrátate por dentro

Para prevenir los golpes de calor y la deshidratación es fundamental:

  • Beber aunque no tengamos sed. Si te cuesta, hidrátate tomando frutas y verduras ricas en agua, como la sandía, el tomate o la lechuga.
  • No beber muy frío. Un enfriamiento brusco en el estómago puede provocar un corte de digestión.

Adiós a las picaduras

Si eres la presa idónea para los mosquitos, toma nota:

Evita llevar perfumes, dúchate tras hacer ejercicio ya que el sudor les atrae y toma alimentos ricos en vitamina B, como las lentejas o almendras.

Ritual diario para recargarte de energía

Desde el amanecer, el cuerpo produce cortisol y dopamina, dos hormonas estimulantes que nos mantienen activos.

Aprovecha las vacaciones para fortalecer la salud y renovar tu vitalidad desde primera hora del día.

Al levantarte, desperézate con calma para liberarte de contracturas. Prepárate un buen desayuno y tómalo con tiempo.

Dedica las horas más calurosas del día a relajarte, intenta hacer algo de ejercicio y reactiva tu vida social.

 

FELIZ RECIÉN ESTRENADO VERANO!!

Compartir

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies